Bienvenido a Voces en el Silencio
Mah
Bienvenido

Menu Principal
· Inicio
· Top 20
· Archivo de Historias
· Busqueda
· Seleccion por temas

Libro: Voces o Silencio
"... “Voces o silencio”, el texto no sólo aporta –y mucho– al trabajo de los profesionales que desarrollan su tarea con sujetos con sordera o hipoacusia, sino también a esos sujetos y, fundamentalmente, a su entorno familiar..."
Para más información info@voces.org.ar


Usuarios Conectados
Bienvenido, Anonymous
Nickname
Contraseña
(Regístrate)
Membresía:
Último: Bayton
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 8798

Gente en línea:
Visitantes: 55
Miembros: 0
Total: 55

Usuarios
· Foros
· Su Cuenta
· Enviar Noticias
· Mensajes Privados
· Sugerencias
· Recomiendenos
· Links - Enlaces

Preguntas Frecuentes
· Voces en el Silencio
· Como usar el sitio?
· Puedo cambiar la contraseña
· Como se editan los datos de su cuenta

 
Articulos Firmados Debate: Respuesta a la entrevista de Harlan LANE en EL PAÍS - V
Editado el Voces el Tuesday a las 18:30:00, el 21 December del 2004
Contribución de Voces

Respuesta de Fernando Pérez de la Sota al diario EL PAÍS

Estimado Sr. Director:
Me dirijo a Ud. en relación con el artículo de referencia que aparece publicado en la página 38 de la edición de hoy de El País. (Por cierto, el pie de la foto que aparece ilustrando el artículo está equivocado. El Profesor Lane es el que aparece a la derecha y no a la izquierda, como el pie dice erróneamente)...

No tengo nada que oponer a lo que en dicho artículo se dice por cuanto el mismo consiste, básicamente, en reproducir las opiniones que el entrevistado expresa a las preguntas que el redactor le va planteando.

Sin embargo, considero que el artículo omite una serie de consideraciones que impiden a cualquiera que no sea conocedor de la problemática de la sordera poner en perspectiva las afirmaciones del Profesor Lane y que, a la postre, ofrece una imagen distorsionada de los asuntos que trata y, en especial, del implante coclear.

Aunque a Ud. pueda parecerle extraño, existe una escuela de pensamiento nacida en los Estados Unidos (y de la que el Profesor Lane es uno de los principales exponentes) que mantiene que la sordera no es una minusvalía sino una "variedad humana", que los sordos conforman una comunidad Sorda, con una historia y unos valores propios, y que obtiene su identidad de la contraposición con el mundo Oyente. La utilización de las mayúsculas no es mía, sino la forma que los defensores de estas ideas utilizan para autodefinirse. Así un sordo (con minúscula) es una persona que no puede oír y un Sordo (con mayúscula) es un sordo consciente se su verdadera identidad y de su pertenencia a la comunidad Sorda.

Los miembros más radicales de la comunidad Sorda mantienen que si un niño sordo nace de padres oyentes el Estado debería retirarles su custodia y entregarla a un "adulto respetable de la comunidad Sorda que pueda garantizar que el niño desarrolla su identidad Sorda convenientemente". Un niño sordo debe estar siempre rodeado de Sordos (miembros de su misma comunidad) y de ahí las referencias a la niñera sorda (Sorda debería decir más bien) que el Profesor Lane hace en la entrevista.

La comunidad Sorda mantiene que el implante coclear (que permite recuperar la audición y adquirir el lenguaje oral si se realiza tempranamente) es una forma de genocidio de dicha comunidad ya que destruye la identidad Sorda y la condena a la desaparición al privar a los miembros que la conforman de su elemento diferenciador o identitario. Por ello, los sordos que se atreven a implantarse o los padres que implantan a sus hijos sordos son condenados al ostracismo más completo.

Sólo conociendo este contexto pueden entenderse las afirmaciones del Profesor Lane y pueden relativizarse sus afirmaciones sobre el implante coclear. El implante coclear es el instrumento diabólico que está produciendo el genocidio de la comunidad Sorda y por ello debe ser anatemizado. Sin embargo, ya que atacarlo desde planteamientos culturalistas o identitarios resultaría poco creíble, el Profesor Lane vierte una serie de afirmaciones radicalmente falsas sobre la efectividad del mismo que resultan creíbles para quien carece de la información necesaria por el simple hecho de venir publicadas en el periódico de su digna dirección.

Reproducir una entrevista sin situar en contexto al entrevistado puede resultar demoledoramente sesgado.

Soy padre de una niña que nació sorda severa-profunda y a la que a los 20 meses colocamos un implante coclear en el oído izquierdo que le permitió oír y adquirir el lenguaje oral al mismo nivel que cualquier otro niño de su edad. No conoce la lengua de señas y ha estado escolarizada siempre en un colegio de niños oyentes sin ningún tipo de apoyo o adaptación curricular. Hoy cursa el grado que le corresponde por su edad y todas las asignaturas curriculares (incluyendo inglés como segunda lengua), su rendimiento académico se sitúa en el tercio superior de su clase y, además, cursa piano como actividad extracurricular. Hace 18 meses le realizamos otro implante en el oído derecho de manera que hoy tiene la misma audición binaural que una persona que nació oyendo.

Desde la perspectiva que me da la experiencia que acabo de relatarle brevemente comprenderá que las afirmaciones del Profesor Lane sobre el implante coclear me causan la misma indignación que la que me suscitarían las de cualquier defensor de la ablación clitoridiana. No me resultan escandalizadoras porque he vivido en los Estados Unidos y conozco de primera mano la corriente de pensamiento que Lane representa.

Puede parecerle exagerado, pero atacar al implante coclear y defender el mantenimiento y potenciación de la identidad y la comunidad Sorda equivale a intentar perpetuar el llamado "ghetto Sordo" que se distingue, precisamente, por unas tasas de analfabetismo superiores al 90%. Los orgullosos miembros de la comunidad Sorda norteamericana (donde el concepto fue acuñado y en donde hay un seguimiento estadístico más completo) dependen de la seguridad social/beneficencia en un porcentaje superior al 80%.

Como comprenderá ese no es el tipo de vida que ningún padre desea para su hijo.

Quisiera pedirle, únicamente, que El País dedique los mismos recursos y el mismo espacio que ha regalado hoy al Profesor Lane para vocear sus teorías a quienes tienen una experiencia directa y de primera mano sobre el implante coclear y que ofrezca a la sociedad el punto de vista de quienes un buen día nos topamos de manos a boca con la sordera ganando el premio de una lotería cuyas papeletas no habíamos comprado.

Los que pensamos que la sordera es una discapacidad que impide una integración total en la comunidad y un ejercicio en plenitud de los derechos y obligaciones que todos los ciudadanos tenemos, no podemos aceptar que se convierta en un modo de vida. Para nosotros el implante coclear no es sino la herramienta que nos ha permitido arrancar a nuestros hijos del mundo de la discapacidad y convertirlos en ciudadanos plenamente integrados en el mundo que les ha tocado vivir.

Para todos aquellos padres que hoy se hallan en la situación en la que nosotros nos encontramos hace 7 años, conocer la experiencia que puede ofrecer quien ha pasado por ese trance y ha descubierto que existe un camino para salir del aislamiento que produce el silencio perpetuo puede significar la diferencia entre la desesperación y la esperanza.
En sus manos está, Sr. Director.
Quedo a su entera disposición.
Reciba un cordial saludo,
Fernando Pérez de la Sota


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Articulos Firmados
· Noticias de Voces


Noticia más leída sobre Articulos Firmados:
Respuesta a la entrevista de Harlan LANE en EL PAÍS - VII


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.87
votos: 16


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


"Respuesta a la entrevista de Harlan LANE en EL PAÍS - V" | Entrar/Crear Cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrate por favor
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.16 Segundos